Platja Gran

 

Porta Ferrada. Monastir

 

Platja de Sant Pol

 

Cala Ametller

 

 Pedralta

 

 

 

 

 

¿Dónde estamos?

 

 

Nos encontramos en... Sant Feliu de Guíxols! Un municipio de costa situado en el extremo sur del Baix Empordà, en pleno corazón de lo que en 1908 Ferran Agulló denominó por vez primera la “Costa Brava”.

Esta pequeña ciudad de apenas 20.000 habitantes se desarrolló entorno a lo que hoy es uno de sus principales reclamos turísticos, el magnífico monasterio benedictino del siglo X. Pero no es el único ejemplo de belleza arquitectónica que nos ha regalado el tiempo: la floreciente burguesía local de finales del s.XIX y principios del S.XX sembró la ciudad de edificios señoriales en el paseo marítimo, las ramblas -como la Casa Patxot, la Casa de la Campana, la Casa Gaziel, etc.- y en la playa de Sant Pol -la Casa Estrada o Torre de les Punxes y las casas Girbau y Girbau Estrada-. También destacan el edificio modernista del Casino del Nois, el edificio del Ayuntamiento y la Ermita de Sant Elm con su mirador.

Los alrededores de la ciudad están integrados por parajes naturales de gran belleza; un rosario de calas con un mar tan azul que se confunde con el cielo, el macizo de les Cadiretes o el paraje de Pedralta -un bloque de piedra basculante que con sus 33 toneladas es una de las mayores de Europa.

La oferta cultural y festiva de la ciudad es rica y variada. El Museu d’Història de Sant Feliu de Guíxols posee un amplio catálogo de exposiciones permanentes y temporales entre las que destaca el Espai Carmen Thyssen. También destacan el Museu d’Història de la Joguina (con una colección formada por más de 3500 juguetes de entre 1875 y 1975) o el Museu de Plaques de Cava i Champagne.

La agenda cultural incluye es certamen más antiguo de Catalunya: el Festival INternacional de la Porta Ferrada (música, teatro y danza) que se celebra durante los meses de verano. Otros importantes acontecimientos que ocurren en Sant Feliu de Guíxols son el Carnaval -cont una larga tradición- la procesión de barcas de la Verge del Carme o la Festa Major.

La gastronomía de Sant Feliu de Guíxols es conocida por la calidad de su materia prima tanto en pescado y productos de la huerta como en fruta y carne. La cultura culinaria mantiene una tradición que proviene de antaño y que hoy en día se reinterpreta en los fogones. Destaca la "Cuina del Peix Blau" (cocina del pescado azul) y los platos de esencia marinera como el "suquet de peix" (guiso de pescado de roca y patatas), el "suquet d'anxoves" (guiso de anchoas y patatas), el bacalao y el "peixopalo" (bacalao seco sin salar).

La población también ofrece un amplio abanico de posibilidades para el ocio. Sobretodo para los deportes vinculados al mar y a la montaña. Actividades acuáticas como el submarinismo, la pesca o la vela se combinan perfectamente con el senderismo o el cicloturismo en una extensa red de caminos señalizados.

En resumen, un entorno idílico en uno de los lugares más bellos del Mediterráneo!

 

MÁS INFORMACIÓN EN

www.guíxols.cat