La restauración de los dientes mediante obturaciones ("empastes") debe hacer posible que el diente afectado -generalmente por una lesión de caries- recupere su anatomía, función y estética. La sustitución de restauraciones antiguas es un procedimiento rutinario en la práctica clínica diaria. A menudo, la pérdida de estructura dental es tan importante que se hace técnicamente muy complejo poder "esculpir" un diente directamente en la boca del paciente. En estos casos recurrimos a una técnica alternativa que consiste en fabricar la restauración fuera de la boca del paciente para, en una segunda visita, cementarla y acabar de ajustarla en la boca. 

Os presentamos un caso realizado por el Dr. Kilian Molina en la Clínica Dental Avinguda. Se trata de un primer molar inferior con caries asociada a una obturación previa y que no cumplía con los requisitos de anatomía-función-estética.

En la primera cita con el paciente se aisla el campo operatorio con dique de goma, se retira la restauración antigua de composite y se eliminan los tejidos afectados por la caries. A continuación, se acondicionan todas las superfícies expuestas y se sella perfectamente todo el tejido dentinario con una resina microhíbrida.

 

 

 

A continuación se acondicionan y se sella perfectamente toda la superfície interna de la cavidad creada con una capa de grosor variable de un composite microhíbrido.

Una vez todas las superfícies de la cavidad se ha sellado completamente se procede a preparar el tallado de la cavidad dándole forma expulsiva.

A continuación, el material se pule perfectamente con la ayuda de copas de goma y abrillantadores para preparar el diente para la toma de impresiones.

Una vez tomadas las impresiones se provisionaliza con un material blando que evita la impactación de alimentos así como movimientos indeseados de los dientes circumdantes.

Durante esta fase de provisionalización -que puede oscilar entre los 3-7 días dependiendo del caso- el paciente puede hacer vida normal y no va a notar ningún tipo de molestia ni sensibilidad al frío.

Las impresiones que acabamos de tomar al paciente junto con toda la información necesaria para la confección de la restauración se envía al laboratorio para la construcción de la incrustación.

El técnico de laboratorio (Lab. Dental Dentek)  empleó un composite de última generación Enamel HRi Function (MIcerium, Italia). Las propiedades de este material junto al proceso de fabricación en el laboratorio otorgan al material unas propiedades bio-mecánicas óptimas muy similares a las de los propios tejidos del diente que queremos reemplazar.

Durante la segunda cita se elimina el material de provisionalización, se vuelve a aislar con dique de goma y se comprueba el ajuste de la restauración confeccionada por el laboratorio.

Si todo está correcto se adhiere la restauración con un cemento de resina como el que se ha empleado en la construcción de la propia incrustación.

Finalmente, se eliminan todos los excesos y se pulen y abrillantan todas las superfícies.

Aspecto final de la restauración pasados 2 meses de su cementado en boca.

¿Quiere más información?

Llámenos al 972820691