Una de las causas más frecuentes de aparición de manchas blancas opacas en la superfície de los dientes es la hipoplasia del esmalte. Se trata de un defecto producido por una alteración durante la formación de la matriz orgánica del esmalte. Con frecuencia estas "manchas blancas" alteran la estética de los dientes y pueden llegar a afectar a la autoestima de los pacientes. 

Solucionar este problema estético es, hoy por hoy, un procedimiento muy sencillo y muy poco invasivo. Os presentamos un caso realizado por el Dr. Kilian Molina y la Dra. Cristina Del Riego en la Clínica Dental Avinguda donde podréis ver paso a paso cómo hacer frente a estas situaciones.

Imagen properatoria

Para trabajar con técnicas adhesivas como la que proponemos es imperativo el uso del dique de goma. Eso nos garantiza trabajar en el entorno limpio, seco y nos aporta seguridad al minimizar riesgo de aspiración de objetos o productos que podamos utilizar por parte del paciente.

 

Existen varias técnicas descritas para restaurar este tipo de lesiones. Cuando la "mancha blanca" es muy superficial simplemente se impregna el esmalte con un gel de ácido hidroclorhídrico y se pule con unas copas de goma especiales. Sin embargo, cuando -como en este caso- la afectación incluye capas internas del esmalte empleamos otra técnica denominada megabrasión. Se trata deemplear un spray de óxido de alumnio que nos permite eliminar el esmalte hipoplásico de una forma selectiva y sin sacrificar innecesariamente el tejido dental sano. 

Una vez eliminadas las lesiones mediante el chorreado con óxido de alumnio se aplica un ácido para acondicionar el esmalte, una resina líquida denominada adhesivo (o "bonding") y, finalmente, una resina microhíbrida neutra que sustituye al esmalte hipoplásico eliminado.

 

Una vez aplicada la resina con la ayuda de espátulas y pinceles se va configurando la anatomia del diente. Finalmente el material se endurece mediante la exposición a la luz de unas lámparas especiales.

Los últimos pasos de la técnica incluyen el acabado, pulido y abrillantado de las superfícies con fresas, discos, pastas de pulir y fieltros.

El resultado final es my satisfactorio.

La fotografía polarizada del resultado final revela sin ningún tipo de dudas la perfecta integración estética de las restauraciones.

Hemos conseguido satisfacer los requerimientos estéticos del paciente de una forma muy rápida, sencillo e indolora ya que no es necesario administrar ningún tipo de anestésico para realizar este procedimiento.